Rally News

LAS ESTRELLAS RECUERDAN A MCRAE

23/10/2017 · 01:56 am

TREINTA. ESTOS FUERON LOS TÍTULOS DE CAMPEONATO DEL MUNDO DE RALLYES QUE SE DIERON CITA EN SAN MARINO EL PASADO FIN DE SEMANA. Y TODOS ESTABAN ALLÍ PARA RECORDAR A UN HOMBRE: COLIN MCRAE.

Cuando los organizadores del Rallylegend buscaron una temática, decidieron recordar la leyenda del escocés en el décimo aniversario de su muerte.

El ex compañero de equipo de McRae, y dos veces copiloto del Campeón del Mundo con Carlos Sainz, Luis Moya, fue el embajador del evento. Él fue quien descolgó el teléfono.

"Eso es todo lo que hice", explicó Moya, quitándole hierro al asunto tras ayudar a la celebración de un evento inolvidable y probablemente irrepetible. "Llamé a algunos pilotos y, de inmediato, me dijeron que sí. De acuerdo, hubo algunos que no pudieron venir y que ya tenían planes, pero casi todos vinieron".
Ciertamente lo hicieron.

Los campeones mundiales Didier Auriol, Miki Biasion, Stig Blomqvist, Marcus Grönholm, Juha Kankkunen, Sébastien Loeb, Sébastien Ogier, Timo Salonen, Petter Solberg y Ari Vatanen se alinearon en los coches que pilotaron en un desfile a alta velocidad en el tramo conocido como The Legend.

Hans Thorszelius representó a Björn Waldegård, mientras que Derek Ringer y Nicky Grist estuvieron presentes y en el tramo para hablar sobre su piloto Colin McRae.

Sin embargo, la alegría más grande se guardó para la familia McRae, con Alister conduciendo el Subaru Legacy RS de su hermano y con el que Colin disputó el Rallye de Suecia de 1992. El cinco veces campeón británico y padre de Colin, Jimmy, su madre Margaret y su hija Hollie también estuvieron en el rallye de tres días.

Además de los campeones, Kris Meeke pilotó un Citroën Xsara WRC usado por el escocés en 2003 y Thierry Neuville participó en el desfile con un Hyundai i20 R5.

Neuville, quien peleará con Ogier por el título en el Dayinsure Rallye de Gales de esta semana (26-29 de octubre), no tenía intención de correr y solo venía a disfrutar con los amigos.
"Cuando llamé a los organizadores para ver si podía conseguir algunos tickets, me preguntaron si me gustaría conducir si me encontraban un coche”, dijo Neuville. "¡Claro que si! Es un evento fantástico".

Más de 80.000 personas abarrotaron las cunetas y el parque de asistencia para presenciar algo único en la vida.

"No creo que volvamos a ver algo como esto", dijo Ogier, quien se reencontró con el Volkswagen Polo R WRC con el que logró su cuarto título la temporada pasada. "Ver a todos estos pilotos aquí juntos es impresionante, nunca vi algo como esto, y verlos en los coches con los que ganaron el campeonato es increíble".

Solberg se hizo eco de esos sentimientos. "Este ha sido un fin de semana especial, ha sido un verdadero privilegio participar y compartir habitación con tantos héroes y campeones. Pero lo más importante es la familia. Compartir un momento como este con la familia es un verdadero honor ", dijo el campeón de 2003.
Imágenes de Massimo Bettiol

Créditos: WRC.com

http://www.rallymexico.com/news